Nuestro Trabajo Derechos Humanos

¿Cuánto cuesta la prisión sin condena? Costos económicos y sociales de la prisión preventiva en México 18 de Noviembre del 2015

En cualquier sociedad, los recursos públicos son necesariamente limitados; cada suma gastada en la prisión preventiva representa un costo de oportunidad, un dinero que podría haberse destinado a otra cosa, que el Estado, un detenido y su familia, o la comunidad, podrían haber utilizado de mejor manera; por ejemplo, en salud, educación o incluso en más policías.

En políticas públicas es difícil tomar decisiones racionales sin una idea precisa de su costo económico respecto de otras alternativas. No obstante, el costo de la prisión preventiva (tal como es reportado por los gobiernos) suele calcularse sólo con base en los costos directos que tiene para el Estado proveer alojamiento, alimentación y cuidados a las personas sometidas a esta medida cautelar. No hay un intento por calcular los costos indirectos –que son aún mayores– de la prisión preventiva para la sociedad y el Estado en términos de productividad perdida, menor recaudación de impuestos o enfermedades transmitidas a la comunidad cuando los detenidos son liberados, por dar sólo algunos ejemplos.

Este estudio documenta dichos costos directos e indirectos (u “ocultos”) tanto para el Estado y los detenidos y sus familias, como para la comunidad.

Referencia bibliográfica:

ZEPEDA LECUONA, Guillermo Raúl, "¿Cuánto cuesta la prisión sin condena? Costos económicos y sociales de la prisión preventiva en México", del Open Society Justice Initiative, México, 2010, 85pp.